mama-abrazo

Cuando llega el momento de cuidar a mamá

Llega un momento en la vida de todo hijo en el cual debe asumir el papel de cuidar a sus padres, y si hablamos de nuestra mamá quien nos dio la vida y quien siempre ha estado a nuestro lado para apoyarnos, sabemos que es nuestro deber como hijos cuidarla como ella nos cuidó y brindarle todo nuestro cariño y amor.

No es una situación fácil el aceptar que nuestra mamá envejeció y más si tenemos que lidiar entre sus necesidades, las de nuestros hijos, nuestra pareja y de nosotros mismos.

Cuando llega el momento de cuidar a mamá es normal sentirse abrumado, tienes que vivir con ella de nuevo, estar al tanto de su condición médica y estar alerta las 24 horas del día, es como tener un hijo más. Sin embargo no desesperes respétala, ámala,  y disfrútala SIEMPRE como si no hubiese un mañana.

tomar-mano-mama

 

Desarrolla un espacio vital positivo, respetuoso y asignar las responsabilidades

Lo primero que debes hacer al asumir cuidar a tu mamá es comunicarte con ella saber sus inquietudes y miedos, para así entablar una relación en la que se respete las decisiones y pensamientos que ella tiene ante las situaciones y cambios que se están presentando.

Lleva cabo una junta familiar para asignar las responsabilidades de cada quien, así no tendrás toda la carga encima, estarás más tranquilo y tendrás tu tiempo para descansar o realizar otras tareas.

Tú casa accesible y segura

Equipa tu casa con elementos para la movilidad por ejemplo barras de apoyo, rampas, asiento para la ducha, etc… si es el caso que tu mamá use algún elemento como sillas de ruedas, muletas o bastones.

Es bueno tener en la puerta de la entrada o por lo menos en algún lugar visible los números de emergencia y hospitales más cercanos, puede sonar desagradable y te puede asustar un poco, pero tu mamá ha envejecido y si tiene una condición médica delicada es mejor estar alertar y listos por si se presenta alguna emergencia.

 

mama-silla

Respeta su espacio y escúchala

Debes tener en cuenta que a pesar de que ahora estás a cargo de tu mamá tienes que darle también su propio espacio, independencia y autonomía así podrás brindarle toda tu ayuda y supervisar su bienestar de manera sutil.

Habla con tu mamá acerca de los planes que tienen para cuando el fin se acerque: puede sonar abrumador pero, frecuentemente, la gente mayor aprecia que se escuchen sus deseos. Si es posible, escríbelos para que no exista confusión si se da el caso de que necesiten asistencia para vivir dignamente.

Recuerda que tu mamá es quien te dio las bases y el amor sobre los cuales estas construyendo tu vida. Toma consciencia que tanto tú como tu familia tienen una oportunidad única de estar bendecidos por su compañía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *