shutterstock_155587316

Mantenimiento adecuado para la silla de ruedas

Cuando invertimos en un equipo de movilidad como una silla de ruedas, no solo pensamos en mejorar la calidad de vida de nuestro ser amado o de nosotros mismos, sino también en el dinero que invertimos y en cómo proteger y cuidar la silla a medida que va pasando el tiempo. Como cualquier medio de transporte la silla también necesita un mantenimiento adecuado y regular.

Mantenimiento diario

• Con un paño húmedo elimina la acumulación de residuos, suciedad y polvo de los ejes de las ruedas y el armazón así como las partes extraíbles que tenga la silla.
• Asegúrate que los frenos funcionen debidamente. Si las cubiertas están mal infladas afectarán el funcionamiento de los frenos.


Mantenimiento cada quince días

• Limpia con un paño húmedo los radios, revisa que estén fuertemente ajustados y que no haya ninguno flojo.
• Revisa que las ruedas no tengan daños y que giren sin ningún problema.
• Controla la presión de aire en las ruedas neumáticas, observa que ningún elemento extraño se haya quedado clavado en la rueda.
• Revisa que no hayan partes aplastadas o hundidas del cojín y respaldo especialmente en áreas con mucha carga, recuerda que puede provocar úlceras por presión al paciente.
TeenVolunteers

Mantenimiento mensual

• Limpia y retira cualquier residuo de polvo del apoya brazos, muévelo y revisa que cumpla con todas sus funciones con facilidad.
• Revisa que no haya daños en el soporte transversal y marco principal.
• Lava a mano el tapizado y deja secar al aire libre.

Recuerda que es muy importante que sigas estos consejos no solo por la durabilidad de la silla sino también por la comodidad y cuidad de tu ser amado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *